11 junio 2009

Perverso

Perverso es quien goza dañando, no siente empatía por el otro y lo instrumentaliza como a un objeto. Suele ser seductor e inteligente. O estúpido. El rey de los perversos fue el Marqués de Sade a quien, entre otras cosas, le excitaba ver al otro sufriendo como objeto de sexo anal. Canalizó sus pulsiones a través de su obra literaria que, de no haberse pasado 28 años en prisión, no habría visto la luz. Si hubiera vivido hoy sería un señor cualquiera con gustos sexuales no penados si son consentidos que disfrutaría sodomizando a su mujer y viéndole la cara de dolor.