26 mayo 2009

Un viaje tan largo

Documental de Stéphanie Lamorre.
Fátima y Marvin, una pareja de una aldea de Ecuador, quieren ofrecer un futuro mejor a sus hijos. Para ello abandonan su hogar y tratan de llegar a Nueva York a través de una odisea controlada por los 'coyotes', los que gestionan el tráfico ilegal de personas de Sudamérica a EE UU. Primero parte Marvin y no lo consigue. Luego le llega el turno a Fátima. Steph se carga la cámara al hombro y se convierte en una emigrante más en un viaje que dura 6 semanas, tomando autobuses de línea, cruzando fronteras a pie, saltando a trenes de mercancías en marcha -a uno de ellos lo llaman "La Bestia" pues cualquiera que se suba a él se juega el pellejo-; cruzando el Río Grande a nado, atravesando el desierto de Arizona a pie durante cinco días con una lata de atún al día para cinco personas, temperaturas de 50 ºC y con suerte un litro de agua; sorteando la Migra (la policía de inmigración), los Zetas (exmilitares cuyo principal negocio es el narcotráfico en México), los piojos, el hambre y la sed, el miedo. Durante el viaje Fátima no sabe que en Nueva York le esperan jornadas de trabajo de 11 horas, de lunes a domingo, por tan sólo 60 dólares al día. La huída de la miseria y cinco bocas que alimentar son la gasolina que mueve sus pies y le permite vencer el agotamiento. Steph se mete -y nos mete- en la piel del emigrante ilegal. Una lección de vida y humildad que debería ser obligatoria para cualquiera de nosotros, los que estamos cómodamente sentados en nuestro sillón en este absurdo e injusto mundo occidental tan "civilizado".